Evita las infecciones de oído de este verano.

Durante el verano, todos estamos expuestos a los cuerpos de
agua, como la playa y las piscinas, lo que hace que nuestros
niños estén más propicios a desarrollar otitis media o infección de
oído. Al ser verano, nuestros hijos se relacionan mas con el
agua, y esto combinado con el calor y la humedad crea las
condiciones perfectas para que las bacterias que causan infección
se proliferen en el conducto auditivo.

Si ves que tu hijo se toca mucho el oído, llora, siente dolor, o su
oído esta botando alguna secreción, es muy posible que tu hijo
este padeciendo de otitis media o infección de oído. Es
importante que si ves alguno de estos síntomas, lleves a tu hijo
al pediatra lo más pronto posible.

El evitar las infecciones de oído no es algo difícil. Es importante
mantener los oídos limpios y secos. Luego de un día de piscina o
de playa, es bien importante limpiar y secar bien los oídos. Para
esto es preferible no usar los palitos de algodón, ya que estos
pueden empujar secreciones hacia el canal auditivo, causando
más problemas de los que remedia. Es mucho mejor usar
algodón absorbente.

De las mejores formas de prevenir las infecciones de oído es
colocar tapones de cera en los oídos de nuestros hijos cuando los
exponemos al agua. Estos son especialmente diseñados con este
propósito, y al ser de cera se amoldan al canal del oído de
nuestros hijos, no permitiendo el paso del agua.

Siguiendo estos consejos podrás disfrutar del agua y del sol,
evitando las infecciones de oído.

Fuente: http://www.lacted.com/0709veranoinfecciones.html